Aquí en Brava, nuestra misión es devolver el respeto, la confianza y la transparencia a la industria de la moda.

Creemos que cada individuo involucrado en la creación de nuestras prendas y nuestra marca merece ser tratado con respeto y justicia. Y esto también se extiende a los animales y a nuestro medio ambiente, por lo que nos comprometemos a utilizar sólo materiales sostenibles y ecológicos que sean o bien naturales o reciclados.

El medio ambiente merece ser tratado como prioridad.

Queremos que nuestros clientes y nuestra comunidad entiendan el esfuerzo consciente a partir del cual se crean nuestros productos, y que así correspondan a ese esfuerzo cuidando adecuadamente su prenda y, en consecuencia, alargando su vida útil. Dado que nuestras prendas están hechas a mano con fibras naturales, requieren un mantenimiento diferente al de los que están producidos en masa para mantenerlas en perfecto estado.

A diferencia de la industria de la moda rápida, nuestras prendas no son producidas en masa por máquinas.

Detrás de Brava hay personas reales.

Gente real que corta y cose y controla la calidad de cada prenda, la empaqueta y la envía a tu puerta o te saluda en la tienda cuando entras. Mantenemos una estrecha relación personal y profesional con cada uno de nuestros empleados y contribuimos a nuestra sociedad mediante condiciones de trabajo saludables y seguras y un pago justo. Creemos que la harmonía en el trabajo es fundamental para crear una marca que valore la transparencia y refleje sus valores en todo lo que produce.

Repensamos la moda. Porque creemos que la moda justa es posible.